Cuantas veces le pedimos a nuestros colaboradores que den el ejemplo, que sean modelos a seguir, que se comprometan con los objetivos de la Organización, que piensen en los recursos de la empresa como si fueran de ellos…..

La Organización invierte miles de euros en campañas de clima organizacional, en reuniones y reuniones hasta el lanzamiento de “beneficios diferenciadores” para los empleados y poder retenerlos, en proyectos a uno, dos y hasta tres años para realizar proyectos de lean manufacturing, procesos de mejora continua con el fin de “enamorar y mantener enamorado” a los colaboradores con nuestra cultura organizacional; y que esto traiga como beneficio el tan esperado “bono” tanto para la empresa, que se traduce en ganancias financieras, estabilidad y crecimiento del negocio, como para los empleados en su tan esperado bono de desempeño.

Pero, lamentablemente, más veces de las que quisiéramos, falta un ingrediente fundamental: que nuestros líderes sean más humanos, sepan escuchar a los empleados más allá de un objetivo, se preocupen genuinamente por los intereses de su gente; estén ahí para acompañarlos; no sólo en lo profesional sino también en lo personal, en lo humano. Porque al fin y al cabo pasamos más horas de nuestro día en nuestro lugar de trabajo; que en nuestras casas.

Les pedimos a nuestros colaboradores que “amen”. Que amen su trabajo, que tengan pasión, que defiendan los intereses de la empresa, incluso sobre sus propios intereses si es necesario; pero cuando ese colaborador que ha estado ahí, incansablemente, “defendiendo a capa y a espada” tiene una necesidad personal; como un día de permiso, un mal día por una situación personal que está viviendo (que muchas veces ni nos enteramos) o simplemente está desmotivado por no lograr la aprobación de la Junta Directiva del proyecto que ha estado preparando durante los últimos meses…. ¿Qué respuesta como Líder le damos?

Ya muchos años atrás, la responsabilidad de RRHH pasó de ser exclusiva del departamento a “compartida con nuestros líderes” en beneficio de nuestros colaboradores, como un sólo ser humano que son: el profesional y el personal. Esto quiere decir “ocuparnos” de ellos; no sólo en responder sus expectativas de carrera, asegurar las formaciones necesarias, realizar el seguimiento a proyectos, generar feedback en la evaluación de desempeño y cuantas veces sea necesario, sino también en el cómo hacerlo: manteniendo una relación de confianza, escuchando con compromiso, expandiendo su potencial, estableciéndoles propósitos claros y haciendo surgir posibilidades en ellos, como seres humanos.

Impulsate.es ha entendido esta necesidad, no sólo desde la estrategia de RRHH que debe de ser conocida por todos los líderes de una Organización, sino también desde la visión de ser GEreNTE.

Es por ello, que les presentamos el PROGRAMA EJECUTIVO: POTENCIANDO EL TALENTO, A TRAVÉS DE NUESTROS LÍDERES. Un programa dirigido a líderes funcionales, que NO son de RRHH, donde conocerán desde una perspectiva teórico – práctica los subsistemas de Recursos Humanos desde lo estratégico, para generar en los Líderes de tu Organización, la ventaja competitiva para que tu negocio sea rentable, estable y feliz!

No pierdas la oportunidad, preguntamos y con gusto generaremos una oferta, en donde rápidamente podrás ver el retorno de la inversión.

Hagamos como líderes, que el amor no sólo sea unidireccional y tendremos empresas más felices y más productivas. Porque el amor no es de uno, sino de dos.

María Inés Civit
Fundadora Impulsate.es
Especialista en Empleablidad, Desarrollo de Talento y Desarrollo Organizacional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies